meis

Susana 40 años

Llegué a conocer a Salva por recomendación de un amigo que había entrenado con él y estaba realmente satisfecho, aún así fui un poco escéptica porque pensé: a él que es una persona constante, disciplinada y que tiene una buena genética le habrá funcionado pero a mi que soy de todo menos metódica ya veremos si soy capaz. No sólo no he sido capaz si no que voy encantada a las sesiones de entrenamiento y ha conseguido que haya cambiado por completo mis hábitos alimenticios y deportivos, ir al gimnasio ha dejado de ser una obligación aburrida. Los resultados se ven enseguida, Salva es capaz de motivarte aún los días que más te cuesta y se asegura además que cada movimiento se ejecute perfecto. Desde que entreno con Salva me encuentro mucho mejor ya que he podido comprobar que un buen entrenamiento y una buena alimentación repercuten en positivo en todos los demás aspectos. ¡Gracias!

mergot

Veronica 20 años

Tener como entrenador a Salva es increible en todo tipo de aspectos. Con 20 años lo de ser constante y comer adecuadamente no es lo mío y gracias a Salva he cambiado completamente mis hábitos. Además de ser exigente y profesional, es una persona a la que me apetece ver en cada sesión, el comentario “que pereza gimnasio” ya ni se me pasa por la cabeza!!!! Ahora incluso voy por mí misma, y como mejor que nunca! En estos últimos meses, mi cuerpo ha cambiado radicalmente, voy notando grandes cambios, ya que Salva adapta lo que le pides a tu entrenamiento, estoy mucho más dura! Ya no es solo en el ámbito físico, sino que tambien he hecho un gran amigo. Nos reímos mucho y tenemos varias cosas en común que comentamos durante las clases, que hace que sea mucho mas ameno sin duda. Aunque a veces sea una pesada vaga me aguantará siempre!! Es único.

mergot

Magdalena 31 años

Entrenar con Salva va más allá de mejorar la condición física. A través de sus consejos, exigencia y constancia, te ayuda a llevar una dieta y control equilibrado que, junto con sus entrenamientos, te permite llevar una rutina diaria mucho más saludable. Adecúa todos los ejercicios a la capacidad de cada uno siendo a la vez exigente (cada ejercicio ha de ejecutarse perfecto!) por lo que mejoras día a día con él. Salva me parece la mejor opción para poder llegar a sentirte a gusto con tu cuerpo. Muy recomendable.

mergot

Esperanza 46 años

Desde que estoy entrenando con Salva he mejorado tanto en el aspecto físico como en el aspecto emocional. Sus clases se me hacen muy amenas y divertidas. Pero Salva tambien es exigente, y eso me gusta porque me hace esforzarme cada dia ya que me cuesta mucho entrenar por mi cuenta. Añadir que estoy muy contenta de tener un entrenador como Salva.

meis

Carlos 47 años

Llevo muchos años entrenando por mi cuenta pero desde hace tres lo hago con Salva, que además me lleva la dieta. Bueno, pues en estos tres años he evolucionado más que en todos los restantes. El adecúa las tablas a tus necesidades y a tus posibilidades y te hace entrenar con la intensidad necesaria en cada sesión, que viene muy bien los días que estás con pocas ganas. Y luego está el tema de la dieta, fundamental, imprescindible para que los resultados sean visibles cuando nos miremos en el espejo. Lo que puedo decir es que he aprendido a comer desde que sigo los consejos de Salva, y eso es ganar en salud. No he vuelto a tener una digestión pesada a pesar que de vez en cuando me pego Buenos "homenajes". Es cuestión de prioridades, pero si quieres resultados, no te arrepentirás del dinero invertido.

meis

Consuelo 40 años

Como profesional sanitario, mi objetivo va más alla del puramente estético, mi mayor interés es mantener un estilo de vida saludable. Por eso necesitaba un entrenador personal que no solo se limitase a un entrenamiento de una hora, sino que me ayudara en mi actividad física diaria, en la dieta, en el descanso y sobre todo que me motivara cada día en mis momentos de debilidad. Todo esto lo encontré cuando conocí a Salva y es que él lleva el entrenamiento personal a un nivel superior. Convierte el “Personal Trainning” en “Personal Coaching”. Sin él no podría conseguir mis objetivos ni mantenerlos.

meis

Jorge 35 años

Cuando empecé en el gimnasio entrenaba por mi cuenta. Así estuve dos años durante los cuales no conseguí mejorar nada y fue cuando decidí entrenar con Salva. Llevo tres años con el y me ha enseñado a entrenar correctamente, llevar la alimentación adecuada y tantas otras cosas que me han permitido alcanzar mis objetivos. Recomendable 100%.

meis

Fernando 53 años

Comence a entrenar con Salva hace 4 años. Confieso que al principio era muy escéptico, un entrenador personal? En que me podría ayudar? Poco a poco fue cambiando mi visión. Salva me enseño los hábitos saludables, no solo en lo deportivo, sino tambien en la alimentación, el descanso, los habitos diarios... Mi cuerpo comenzó a cambiar, más resistencia, más fuerza, menos grasa, mayor definición muscular. Gracias a Salva he descubierto una vida más sana y me siento con más energía y optimismo para el día a día.

meis

Patricia 41 años

Empecé a entrenar con Salva hace 4 años cuando me dí cuenta que siendo madre de 2 niñas, viajes profesionales con vuelos trasantlánticos cada semana y compromisos sociales repetidos no me permitán cuidar de mi cuerpo ni llevar una vida saludable. Con el entrenamiento y la dieta que Salva ha diseñado para mi he conseguido mis objetivos de bienestar físico y mental. Salva es un coach exigente y a la vez hace que el entrenamiento sea siempre diferente y divertido. Hoy en día no concibo mi rutina diaria sin entrenar ni cuidar mi dieta. Gracias Salva.

meis

C. L. 46 años

Llevo 3 años entrenando con Salva. Todos somos conscientes de la satisfacción inmediata de una práctica deportiva, esa producción de endorfinas que sabrían explicar los bioquímicos pero no en un lego en la materia: nos sentimos mucho mejor. Es cierto también que los esfuerzos deportivos irregulares en el tiempo o en la metodología nos frustran: “voy al gimnasio y no consigo nada”. El entrenador personal que sigue –como Salva-, aun en la confianza y proximidad, una metodología y disciplina, viene a ayudar a que se produzca el pequeño milagro: con el mismo tiempo dedicado la progresión llega. Así, los beneficios del ejercicio físico se multiplican: notamos las famosas endorfinas y la verdadera mejora física. Por último y muy importante el tener un entrenador personal nos “obliga” a los menos constantes a mantener una regularidad y constancia. Se acaba lo de “pague seis meses de gimnasio y fuí una semana” … ésa oferta suele ser el “ejercicio” más caro que todos hemos (habíamos) hecho alguna vez. Gracias Salva.

meis

Angel 37 años

Antes de conocer a Salva llevaba varios años entrenando por mi cuenta casi todos los días, siguiendo tablas de ejercicios y otras recomendaciones. Aun así, estaba lejos de conseguir mi objetivo además de sentirme físicamente cansado. Gracias a Salva, todo cambió. Hoy (un año despues) estoy justo donde quería estar, me siento muy a gusto con mi cuerpo y por ello más motivado en el día a día. Desde mi punto de vista la clave estuvo en una combinación de factores: hacer los ejercicios adecuados y variados, una ejecución técnicamente perfecta gracias a su presencia durante el entrenamiento, una dieta sana y nada aburrida y, sobre todo, gracias a su constancia y persistencia.

meis

Fonsi 37 años

Para mi es una gran experiencia tenerle como entrenador personal, destaco la minuciosidad al hacer los ejercicios, el incentivo que es ir todos los dias al gimnasio, pero sobre todo el gran cambio que he sufrido en tan poco tiempo no solo físicamente sino también mentalmente. La clave es como siempre me dice… ENTRENAR DURO, DIETA Y TU COACH!